Un recorrido por la exposición de Proyectos Especiales

Un recorrido por la exposición de Proyectos Especiales

Escrito por Sebastián Herrera, 02 de noviembre de 2017

La exposición de Proyectos Especiales para Diálogos Impostergables cuenta con una selección de arquitectos y artistas nacionales e internacionales. Las obras, más que proyectos arquitectónicos o urbanísticos específicos, refieren a fenómenos que se vinculan con la vida y los espacios que los humanos han diseñado para hacerse un lugar en el mundo. Según el curador de la muestra Rodrigo Tisi, “los proyectos aquí presentados son preguntas amplias, una invitación a articular deseos y agendas sociales amplias y ambiciosas. El ánimo es apelar a la colaboración necesaria entre arquitectos y otros profesionales que ciertamente contribuyen a entender y proyectar de mejor manera el medio material, social y cultural en que vivimos”.

Destaca en primer lugar la obra Estudios sobre la felicidad del invitado especial Alfredo Jaar, quien dio una conferencia sobre su trabajo durante la apertura de la Bienal el jueves 26 de octubre. Estudios… es una obra fundamental del arte latinoamericano de finales del siglo XX y fue reproducida especialmente para esta versión de la Bienal.

Border City, de la oficina FR-EE dirigida por Fernando Romero, presenta una visión para una nueva ciudad binacional en la frontera de los Estados Unidos (Nuevo México y Texas) y el Estado mexicano de Chihuahua. El concepto del proyecto se funda “en la larga historia de lugares donde las fronteras se encuentran, ciudades donde culturas tanto chocan como se mezclan para crear algo único en conjunto, lugares como Hong Kong, Andorra”, explica la firma.

Otras miradas sobre las fronteras ofrecen las obras Todo va a estar bien y Vamos a quemar la casa—Relato de los muros, de Rafael Guendelman y Silvia Veloso respectivamente, las que exploran la historia de los muros y su efecto sobre el paisaje a través de las demarcaciones físicas y simbólicas sobre el territorio que han definido el desarrollo de la cultura.

También encontramos dos trabajos de arquitectos chilenos que proponen soluciones para una arquitectura sustentable. Por un lado, la iniciativa Somos Choapa, una alianza para el desarrollo de la Provincia de Choapa a través de la coordinación de inversión pública y privada, que reúne a los municipios de Salamanca, Illapel, Canela y Los Vilos junto a un equipo técnico conformado por la oficina de arquitectura ELEMENTAL, de Alejandro Aravena (Premio Pritzker 2016), y TIRONI. Por otro lado, encontramos una exposición retrospectiva de Edward Rojas (Premio Nacional de Arquitectura 2016), arquitecto residente en Chiloé por más de 40 años, autor de importantes obras de la arquitectura regional, como el Museo de Arte Moderno de Chiloé y el Internado Campesino San Francisco.

Entre otros invitados internacionales encontramos EXIT, instalación diseñada por el prestigioso estudio Diller Scofidio + Renfro y financiada por la Fondation Cartier pour l’art contemporain, una obra que propone reflexionar sobre los vínculos entre fenómenos migratorios, geopolíticos y climáticos, realizando un gran levantamiento de datos que permite una mirada más global sobre la actualidad. Encontramos también una muestra de un destacado arquitecto e investigador—Hashim Sarkis, decano de la facultad de Arquitectura del MIT—, quien explora los diversos estratos históricos de Byblos, una de las ciudades más importantes de la Antigüedad y actualmente una de las de mayor expansión urbana en el Líbano. Encontramos también la intrigante instalación Phone Home, a cargo de Dorita Hannah, Joanne Kinniburgh y Shauna Janssen, la que incorpora vídeos creados por artistas, arquitectos y diseñadores de todo el mundo, abordando los vínculos entre arquitectura, comunicación y subjetividad política, dispuestos al interior de maquetas. Otro trabajo con un fuerte acento en lo audiovisual es Intimate Strangers, una instalación multimedia formulada por Andrés Jaque—fundador de la Office for Political Innovation—, donde se explora la red social Grindr como catalizador de un nuevo urbanismo fragmentado, explorando distintas instancias de discriminación en esta red social y su uso encubierto por parte de gobiernos autoritarios para reprimir las prácticas homosexuales.

Cruzando fenómenos ecológicos y sociales encontramos Extinct in the Wild de Michael Wang, una instalación que reúne flora y fauna que ya no es posible encontrar en la naturaleza, sino solo en cautiverio o cultivos. En la misma línea de estas inquietudes medioambientales también se encuentra Plan Selva, un proyecto diseñado por la oficina limeña Barclay & Crousse para promover la integración de la población del Amazonas peruano y el cuidado ecológico de esta importante región.

Entre las obras que abordan la ciudad de Valparaíso encontramos Ascensores Valparaíso de la oficina LOT-EK, una ambiciosa propuesta para reimaginar los funiculares de la ciudad de Valparaíso y consolidarlos plenamente a la red de planificación urbana. Una aproximación más irónica a la ciudad la encontramos en la instalación y las postales creadas por el colectivo GRANDEZA en Valparaíso post-liberal: 272 Postales Políticas, una apropiación “del lenguaje tecnocrático, escueto y paternalista de los gobiernos centrales, para ponerlo al servicio de la disonancia, del encuentro difícil y de las prácticas culturales, ámbitos y economías subterráneas e indeseables”, generando una imagen de postal que revele a quienes han sido expulsados de la identidad turística de la ciudad.

×